lunes, 14 de mayo de 2012

La alimentación natural no es más cara... es más sana.




Debemos conocer bien el alimento que le estamos dando a nuestras mascotas, puesto que, como los humanos, el perro y el gato son lo que comen…y si los alimentamos bien, nos evitaremos muchos problemas de salud y muchas visitas al veterinario…

Para saber si estamos o no alimentando bien a nuestra mascota, es importante conocer y saber interpretar el etiquetado del alimento que les estamos dando:

En el saco es obligado listar los ingredientes en orden descendente por peso, de mayor a menor, es decir, si el ingrediente que más peso tiene en el total de ingredientes es el pollo, éste aparecerá en primer lugar, o si el primer ingrediente que aparece es maíz o trigo, significa que lo que más incorpora el pienso son estos ingredientes…lo que no es muy buena señal…

Es importante fijarse en que el porcentaje de carne que aparece sea carne deshidratada, ya que si se trata de carne fresca, le dará mayor palatabilidad al pienso pero, en el proceso de fabricación, la carne puede perder hasta un 60 % de su peso en agua por lo que es preferible un pienso con un 25% de carne deshidratada a uno con un 40% de carne fresca, ya que este finalmente quedará en un 16% de carne deshidratada.

El trigo y el maíz son productos que a los perros les cuesta mucho digerir, además gran cantidad de perros son alérgicos a ellos, con lo que deberías evitar que el alimento de tu perro lo incluya.
Finalmente, una de las cosas más importantes que debemos fijarnos en el etiquetado de los sacos son los colorantes y conservantes utilizados…Un buen alimento para perros no debería añadir ni colorantes, ni potenciadores de sabor para el alimento, debería bastarse sólo, y los conservantes añadidos deben ser naturales como el romero o la vitamina  E (tocoferoles), debemos huir de aquellos alimentos que nos indican “Conservantes aprobados por la C.E” puesto que son “sospechosos” y evitar ante todo, alimentos que incluyan conservantes como el BHA( también E 320 o Butylhydroxyanisol) o Etoxiquina que en altas dosis pueden llegar a ser muy perjudiciales para el animal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario