miércoles, 1 de octubre de 2014

Los perros y la lluvia

Comienzan las lluvias y nuestros perros parecen no ser demasiado fanáticos del agua, los truenos y demás vicisitudes propias de la época porque afrontémoslo, los perros y la lluvia no son buenos amigos por lo general.

Para que tú y tu peludo enfrentéis  el invierno con más tranquilidad, tenemos unos tips para cuidar y pasear a tu perro en tiempos de lluvia:

- Si llueve demasiado y el paseo del perro se vuelve complicado, intenta buscar otros horarios para pasearlo, pero si se alargan las lluvias es mejor recurrir a otras medidas ya que el reloj biológico de nuestro perro podría descontrolarse.

- Si tu perro lo permite, puedes ponerle impermeable Es bastante práctico.

- Durante los paseos bajo la lluvia, detente bajo árboles o arbustos que tapen las gotas mientras él “hace lo suyo”. Seguro te lo agradecerá.

-Es importante tener lista una toalla tibia para secar a tu peludo al volver de pasear bajo la lluvia, y si está muy mojado, puedes usar el secador alternando pequeños períodos de calor con la toalla. No prolongues demasiado el aire caliente pues puedes resecar su piel. La lluvia puede traer enfermedades en los peludos, desde gripes y asma hasta neumonías, por lo que es indispensable secarlo bien al terminar el paseo.

- También es recomendable cepillar el pelo del perro periódicamente para evitar los malos olores acumulados por la humedad.

- Si tu perro se asusta con los truenos, cierra las persianas, pon música o la tv y dale un juguete.


- Si finalmente prefieres no sacar a tu perro bajo la lluvia, mantenlo entretenido en casa con juguetes dispensadores de alimentos, realiza juegos de entrenamiento para enseñarle nuevos comportamientos, o simplemente juega con él al escondite o al tira y afloja. Interactuar contigo hará que logre sentirse feliz aunque sea un día de lluvia ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario