jueves, 9 de agosto de 2018

Consejos para llevar a tu perro a la playa



Este verano está siendo especialmente caluroso, así que seguro que estás pensando en llevar a tu perro a darse un bañito en la playa… Aquí te ofrecemos algunos consejos para llevar a tu perro a la playa garantizando la máxima diversión y seguridad.

1. ¿Llevar a tu perro a la playa? ¡Asegúrate admita perros!


Lo primero es lo primero. Siempre revisa las normas locales, para asegurarse de que la playa elegida es “dog friendly”.  

2. Averigua si a tu perro le gusta nadar



















Si es la primera vez que tu perro va a la playa, llévalo a una zona donde no haya mucha gente y con agua tranquila para ver cómo reacciona. 

No todos los perros pueden o les gusta nadar; algunos simplemente disfrutan caminando a lo largo de la línea de surf, y eso está bien. Incluso los perros que son buenos nadadores pueden verse abrumados por las fuertes olas y las corrientes, así que mantén una estrecha vigilancia sobre tu perro en todo momento. 

3. Encuentra agua dulce y sombra


Cada vez que estés con tu perro al sol por un período prolongado de tiempo, debéis parar de vez en cuando a descansar debajo de una buena sombra. Aunque no te lo creas,  los perros también pueden llegar a quemarse, especialmente si tienen piel clara y pelaje o pelo corto.





Y recuerda, es importante compensar el esfuerzo físico con descansos y mucha  hidratación. Bebed agua ya que jugar en la playa puede ser un ejercicio duro.

4. Aléjalo del agua agitada



















Como te comentábamos anteriormente, hay razas de perro nadadoras, como el Golden Retriever, pero también hay muchos otros perros que por su fisionomía, son muy torpes a la hora de nadar, como el bull dog francés, el carlino o incluso el galgo

Las mareas revueltas, botes, tablas o motos acuáticas podrían asustar a tu perro, por lo que trata de evitar disgustos y encontrar un área de aguas tranquilas. 

5. Mira lo que beben


Mmm ... sal. A muchos perros les encanta beber agua salada en el océano, pero no es bueno para ellos. Lo mejor es limitar el consumo de agua salada y fomentar la hidratación con agua dulce. Un bol de agua plegable es un “must” para llevar a la playa.


6. Atento a posibles objetos peligrosos


Ten en cuenta que todo tipo de elementos pueden ocultarse parcial o totalmente en la arena y todos sabemos lo curiosos que pueden llegar a ser los perros en un ambiente nuevo para ellos.

Vidrios rotos, rocas afiladas, ganchos, corales o basura en general, pueden representar un peligro para tu perro.




7. Enjuágalo bien


Una vez terminada la sesión de playa, asegúrate de enjuagar muy bien el pelaje de tu perro para eliminar la arena, la sal y los gérmenes de la playa antes de volver a casa.


8. Recoge sus cacas


Muchas playas para perros ofrecen “bolsas recoge cacas” en la entrada, aunque siempre debes traer las tuyas. Nadie quiere desenterrar la caca de perro enterrada cuando construye un castillo de arena…


Con estos consejos de parte de Natural Greatness, ¡estamos seguros de que tu perrito y tú pasareis grandes momentos playeros este verano!




No hay comentarios:

Publicar un comentario